Osho

Nació en Kuchwada, Madhya Pradesh, India, el 11 de diciembre de 1931. Desde su mas tierna infancia mostró su espíritu rebelde e independiente, insistiendo mas en experimentar por si mismo la verdad que en adquirir los conocimientos y las enseñanzas dadas por otros.

Tras su iluminación a los 21 año Osho completó sus estudios académicos y paso varios años dando clases de filosofía en la universidad de Jabalpur. Mientras viajaba por toda la india dando charlas, enfrentándose a los líderes religiosos ortodoxos en debates públicos, cuestionando las creencias tradicionales y reuniéndose con todo tipo de personas. Leyó abundantemente todo cuanto pudo encontrar para ampliar su comprensión de las creencias y de la psicología del hombre contemporáneo.

A finales de los años 60 había empezado a desarrollar sus técnicas de meditación dinámica. "El hombre moderno, dice, esta tan cargado con el peso de las tradiciones obsoletas y con la ansiedad producida por su vida diaria, que tiene que pasar por un proceso de profunda limpieza antes de que llegue a descubrir el estado meditativo, relajado y sin pensamientos".

En el curso de su trabajo, Osho ha tocado virtualmente todos los aspectos del desarrollo de la conciencia humana. Ha destilado la esencia de lo que es mas significativo en la búsqueda espiritual del hombre actual, que tiene que basarse no en la comprensión intelectual, si no en la comprobación de su propia experiencia existencial.

No pertenece a ninguna tradición: "Soy el inicio de una conciencia religiosa totalmente nueva", afirma.

"Por favor no me vinculen con el pasado; es algo que no vale la pena recordar".

Las conferencias con sus discípulos y seguidores, que abarcan más de 600 volúmenes, han sido publicadas en todo el mundo, traducidas en 30 lenguas. Osho afirma: "Mi mensaje no es una doctrina ni una filosofía. Mi mensaje es una especie de alquimia, una ciencia de la transformación; Así pues, solo aquellos que deseen morir a lo que son, para renacer en algo nuevo, que no pueden siquiera imaginar ahora mismo... solo esas pocas personas valientes estarán dispuestas a escuchar, por que el escuchar es una forma de arriesgarse".

"Al escuchar, usted esta dando el primer paso a su renacimiento. Por lo tanto, no se trata de un tipo de filosofía de la que este pueda hacer un abrigo, para ir jactándose de ella por ahí. Tampoco es una doctrina en la que pueda hallar consuelo para sus problemas más acusantes. No, mi mensaje no constituye ningún tipo de comunicación verbal. Es algo arriesgado. Es nada menos que una muerte y una resurrección".

Osho dejó su cuerpo mortal el 19 de Enero de 1990. Su inmensa comuna de India sigue siendo un centro de crecimiento espiritual más grande del mundo. También existen centros de meditación alrededor del mundo como es Sammasati, Centro de Alquimia en Pucón, Chile.